Consolidar al farmacéutico como profesional de referencia en el ámbito dietético nutricional; en definitiva, como asesor y consejero de salud.

Promover, desde la adquisición de conocimientos actualizados y la experiencia profesional, la puesta en marcha de un servicio nutricional desde la oficina de farmacia que permita un asesoramiento personalizado.

Ofrecer una formación actualizada en nutrición en situaciones especiales, de acuerdo con la evidencia científica actual.

Facilitar la formación más actualizada en este ámbito, desde el concepto clásico de «nutrición adecuada» hasta el de «nutrición óptima», que incluye, además, la potencialidad de la alimentación en su sentido más amplio para promover la salud, mejorar el bienestar y reducir el riesgo de padecer enfermedades.

Contribuir a desterrar errores y mitos muy frecuentes en la alimentación actual e información relacionada.

Conocer las herramientas actuales de atención farmacéutica nutricional y dietética desde la oficina de farmacia.

Aplicar y discutir los conocimientos adquiridos mediante casos prácticos en diferentes situaciones fisiológicas y patológicas.